octubre 3, 2023
eficiencia energética hogar

Importancia del confort climático y la eficiencia energética en el hogar

España ha experimentado en los últimos años varias subidas en los precios de electricidad y gas. Sin embargo, no se puede prescindir de la calefacción en los crudos inviernos y de algún sistema de refrigeración en verano. Sobre todo en lugares en los que las temperaturas alcanzan mínimos y máximos imposibles de soportar.

Surgen, por tanto, preguntas sobre como elegir una caldera de gas que sea eficiente en el suministro de calor en las casas y a la vez, haga un uso más consciente de los recursos y la energía.

En este sentido, cabe destacar que los diversos gobiernos autonómicos y el Estado español han venido incentivando a la población a usar calderas de condensación debido a sus prestaciones energéticas y de consumo.

Ventajas de las calderas de gas de condensación

Con las calderas de condensación a gas, el aprovechamiento de la energía térmica es mayor, mientras que los gases de escape de la combustión son menores.

Por lo tanto, ayudan a ahorrar energía y no contaminan con gases de efecto invernadero que causan daños al planeta. Por eso, las calderas de condensación son las más eficaces. 

Asimismo, se puede observar que existe una diferencia en el rendimiento nada despreciable entre una caldera mural estanca de gas y una caldera de condensación.

Según la Directiva 92/42 de la Comunidad Europea, el rendimiento de combustión de una caldera mural estanca de 20 kilovatios debe situarse entre el 70% y el 90%, y además debe tener una potencia de calefacción modulante y ACS de entre 7 mil 200  y 21 mil kcal/h.

La tecnología de condensación, por su parte, se caracteriza por el uso de la premezcla de aire y gas, lo cual hace posible mejorar el rendimiento y la eficiencia energética hasta un 110%. Además, la potencia modulable tiene un rango de 4 mil 130 a 20 mil 650 Kcal/h.

Las calderas de condensación, asimismo,  funcionan continuamente, modulando su llama en respuesta a la demanda de calor ambiental. Esto elimina el ruido explosivo que hacen las calderas tradicionales cuando se necesita agua caliente que se enciende y se apaga.

El ventilador que inyecta la combinación aire y gas también es modulante. El resultado es que se ajusta a la cantidad de combustible quemado y, en consecuencia, es más silencioso.

¿Cómo son los aires acondicionados que ahorran energía?

Dentro de los mejores aires acondicionados que gastan menos energía con las mismas prestaciones y múltiples funciones de estética y funcionamiento silencioso están los que usan tecnología inverter.

En términos de avance en desarrollo de nuevos dispositivos de climatización, la tecnología inverter es una ilustración evidente de cómo adaptar las maquinarias para el confort térmico a las necesidades del mercado. Pero, ¿cómo es el funcionamiento de los inversores acoplados en los aires acondicionados?

En estos aparatos, el compresor es el que genera la fuente de energía de todo el equipo de aire acondicionado. La frecuencia del ciclo eléctrico de este componente se ajusta mediante el sistema inverter.

Este mecanismo es el que hace posible que pueda adaptarse a la temperatura del ambiente y ajustar la velocidad y la potencia sin tener que arrancar y parar el sistema repetidamente.

En otras palabras, va acoplando su funcionamiento en virtud o según las necesidades de la temperatura del ambiente para mantenerla constante sin tener que disminuir o aumentar su ritmo de trabajo.

El inversor (o tecnología inverter) es un mecanismo que controla la velocidad del compresor incorporado en todos los equipos de aire acondicionado o bomba de calor para que funcione a la velocidad necesaria para tener una temperatura regular sin que el motor tenga que hacer esfuerzos adicionales que gastan más energía.

El ahorro de energía se crea, justamente a partir del uso de la tecnología inverter en los dispositivos de aire acondicionado que la incorporan y que son de última generación con valoración +AAA. 

Los aparatos de aire acondicionado inverter pueden ahorrar hasta un 50% más de energía que los equipos de aire convencionales, ya que el compresor, el ventilador (y por ende el motor) funcionan de forma continua.

Compartir
Dejar un comentario

Noticias T-Magazine