julio 19, 2024
spas urbanos

Los spas urbanos: un oasis de paz para conseguir armonía cuerpo y alma

Los spas permiten a los visitantes recargar sus energías y renovar su espíritu, sobre todo si viven en sitios urbanos. Un día de relajación y bienestar son la clave para sentirse bien en la rutina diaria, pues a veces es necesario un descanso para rendir al máximo al día siguiente. 

Las personas en medio de tantas tareas y responsabilidades se ven en la necesidad de tomar un momento de descanso, higiene y relajación. Tanto la salud física y la mental requieren un cuidado constante, para así evitar que el rendimiento en el día a día se vea afectado. Cuando es imposible colocar un pequeño tiempo de cuidado personal a diario, la mejor opción es tomarse un día entero de vez en cuando.

El mejor lugar para desconectar de las responsabilidades diarias, aunque sea por un día, es en un spa en Barcelona. Este tipo de establecimientos se dedican al bienestar y a la relajación, enfocándose en ofrecer una diversidad de servicios enfocados a la higiene, a la salud física y a la mental, con áreas de tipo sauna, jacuzzi, piscina, entre muchos otros más. 

Los spas están orientados a un amplio público, abriendo sus puertas a todas aquellas personas que busquen relajarse y desestresarse. Son también recomendables para los que buscan tratamientos faciales o corporales, permitiendo mantener la piel sana e hidratada, mientras viven un momento de relajación y placer. Todo en instalaciones de alta calidad que denotan lujo y elegancia.

Masajes placenteros y beneficiosos

Los spas urbanos son un espacio donde el tiempo se detiene. Los diversos servicios ofrecidos brindan serenidad y desconexión en medio del bullicio citadino, permitiendo entrar en un estado de tranquilidad absoluta. Todo diseñado especialmente para recargar las energías y volver a la rutina con una actitud radiante y positiva, equilibrando la mente y el cuerpo.

El servicio de masajes Barcelona es una muestra clara de aquellos principios que definen la estadía en los spas. Este tipo de tratamiento manual se suele realizar en entornos tranquilos y confortables, con el propósito de inducir un estado profundo de relajación en el cliente. La iluminación, la decoración o el acompañamiento musical son algunas maneras de lograr el ambiente revitalizador que se busca.

Los masajistas utilizan una diversidad de técnicas para manipular los músculos, tendones y articulaciones del cuerpo. Presión, amasamiento, fricción, vibración y estiramiento son algunas de las técnicas utilizadas, y se enmarcan en diferentes modalidades de masaje (effleurage, petrissage, reiki, entre otras), las cuales varían dependiendo del spa al que se acuda. Es posible, además, que se utilicen velas o piedras calientes para potenciar el efecto del masaje.

Un masaje bien realizado tiene como principal efecto la reducción de los niveles de cortisol, lo cual se traduce en un menor estrés y ansiedad. También alivia el dolor muscular y la tensión, razón por la cual los pacientes de dolor crónico o los deportistas lesionados son los principales clientes de los masajistas. Además, mejora la circulación sanguínea y optimiza la calidad del sueño.

Spas veganos y orgánicos

Las tendencias en protección de los animales y del medio ambiente también han llegado al mundo de los spas. Hoy en día es posible acudir a spas veganos, en los cuales se prioriza el uso de productos libres de ingredientes provenientes de animales. Se refieren a la miel, lanolina, cera de abejas y derivados de la leche: estos ingredientes no son bienvenidos en los spas veganos.

Los spas veganos normalmente emplean aceites vegetales, mantecas de frutos secos, extractos de plantas y flores, y aromas naturales. Las experiencias sensoriales son igual de placenteras, y tienen la ventaja de que están libres de crueldad animal en todos los aspectos. Son los spas recomendados para aquellos comprometidos con la ética animal, o que tengan alergias a componentes derivados de animales.

Por otra parte, existen los spas orgánicos. Este tipo de locales se enfocan en la utilización de productos completamente naturales y orgánicos, con propósito de promover la responsabilidad con el medio ambiente. Los implementos utilizados están libres de químicos y aditivos artificiales, y además se evita el testeo en animales. Se busca brindar una mezcla de bienestar y conexión con la naturaleza.

Los spas orgánicos utilizan aceites esenciales, aceites vegetales, mantecas orgánicas, arcillas y sales minerales, todos certificados por las autoridades pertinentes como libres de químicos. Es común que estos productos no cuenten con ingredientes de origen animal, razón por la cual los spas orgánicos suelen también atraer al público vegano.

Beneficios de ir al spa

Un spa, ya sea de tipo urbano, vegano y orgánico, ofrecen un refugio del ajetreo y el estrés de la vida cotidiana, razón por la cual son grandes aliados a la hora de mejorar la salud mental. El ambiente relajante y los diversos tratamientos ofrecidos (hidroterapia, aromaterapia, masajes, entre otros) permiten eliminar el estrés y la ansiedad del cuerpo en su totalidad

La visita al spa, incluso, puede ayudar en la batalla contra la depresión. Los masajes y la hidroterapia estimulan la liberación de endorfina, además de reducir el cortisol y aumentar la producción de dopamina y serotonina. Todo esto contribuye a evitar los síntomas de la depresión, evitando el estrés y potenciando el bienestar y la felicidad de forma muy efectiva.

El sueño también se ve mejorado luego de pasar un día en el spa. Todo el proceso de relajación facilita un sueño más profundo y relajado, pues el estrés y la ansiedad suelen interferir con el sueño. Al eliminarlos, se consigue un descanso de mejor calidad. Por tal razón, es recomendable que aquellos que padecen de insomnio tomen la oportunidad de ir al spa frecuentemente para recobrar los hábitos positivos de sueño.

En cuanto a la salud física, las visitas al spa permiten la desintoxicación del cuerpo mediante los baños en sauna, las exfoliaciones corporales y la hidroterapia. Todo esto mejora el aspecto de la piel, la nutren y la limpian de impurezas que afectan su estado. Además, los masajes y demás terapias musculares mejoran la circulación sanguínea y el dolor muscular.

Compartir
Dejar un comentario

Noticias T-Magazine