julio 19, 2024
tipo más frecuente de diabetes

Salud: enfermedades silentes que pueden prevenirse

En el mundo de las enfermedades y las condiciones de salud particulares hay muchas que no se detectan a tiempo. Cuando se hace un diagnóstico puede ser en etapas tardías con consecuencias difíciles para los pacientes. De allí la importancia de estar informados y que cada quien conozca su cuerpo para notar cambios que pueden ser pequeños, pero sirven para salvar y tener calidad de vida aun con patologías crónicas.

Importancia de la fisioterapia para el suelo pélvico

El conjunto de músculos y otros tejidos que atraviesan las caderas como un cabestrillo o de manera horizontal como una hamaca se conoce como suelo pélvico. Estos garantizan el correcto funcionamiento del útero, la vejiga, los intestinos y otros órganos pélvicos de la mujer y soportan la vejiga, el intestino y la función sexual en los hombres.

De allí que al haber problema en estas funciones orgánicas es necesaria la fisioterapia suelo pelvico, pues fortalecen la tonificación y fuerza y los mantienen en su sitio y funcionando bien. Sin embargo, el suelo pélvico puede sufrir daños o debilitarse.

Estos ejercicios que hace el fisioterapeuta sirven para tonificar estos músculos con el fin controlar eficazmente la vejiga y los intestinos, así como para mantener la continencia urinaria y fecal. En todo caso, será el especialista quien haga un diagnóstico y centre la terapia en el aspecto que corresponda a cada persona.

Sin embargo, con la menopausia y la andropausia se recomienda este tipo de tratamientos fisiátricos. Asimismo, es idóneo para las embarazadas y durante o después de acontecimientos vitales importantes como el parto o una cirugía pélvica.

Por otra parte, el estado del suelo pélvico influye considerablemente en el bienestar sexual tanto en hombres como en mujeres.

¿Qué es la diabetes, cómo detectarla y tipos?

La elevación de la glucosa o azúcar en sangre es la principal característica distintiva de la diabetes. Se trata de una enfermedad metabólica crónica que con el tiempo causa daños importantes en diversos órganos y tejidos como los vasos sanguíneos, el corazón, los riñones, los ojos y los nervios.

Sin embargo, hay varios tipos de diabetes. En todo caso se debe hacer una prueba de sangre en ayuno. Se considera normal tener menos de 100 mg/dL de glucosa en sangre tras 8 horas, pero menos de 14 en ayunas. Estas son las variaciones más frecuentes de la enfermedad:

Diabetes tipo 1

Se le llama también diabetes juvenil o insulinodependiente. Es una enfermedad autoinmune causada que ataca y mata accidentalmente las células beta pancreáticas encargadas de producir la insulina.

Debido a esta destrucción, se produce una falta total de esta que regula glucosa. Si no se controla, puede causar problemas a largo plazo. Normalmente, se diagnostica a niños y adultos jóvenes.

Diabetes tipo 2

Es el tipo más frecuente de diabetes. Se caracteriza por una relativa insuficiencia y resistencia a la insulina. Esto indica que, aunque el organismo sigue produciendo insulina, es incapaz de utilizarla eficazmente.

Los niveles de glucosa en sangre pueden aumentar como consecuencia de la disminución de la capacidad del páncreas para generar insulina con el paso del tiempo.

Diabetes Gestacional

Esta se produce durante el embarazo. Es una afección que se identifica inicialmente durante la gestación y suele desaparecer tras el parto. No debe confundirse con padecer diabetes antes del embarazo. Pero aumenta la probabilidad de que tanto la madre como el niño acaben desarrollando diabetes de tipo 2.

¿Cómo prevenir la diabetes?

Es posible llevar una vida sana y una alimentación adecuada para la prevención de la diabetes. Mucho de esta patología tiene que ver con factores genéticos. Pero, lo que se come, el estilo de vida y la manera en que se enfrenta la cotidianidad reduce el riesgo de padecerla.

En primer lugar, hay que cuidar lo que se ingiere. Una alimentación balanceada con frutas frescas, vegetales de temporada, carnes magras y mucha agua en lugar de bebidas azucaradas es una manera de prevenir la enfermedad. Esto implica reducir los azúcares y harinas muy procesadas.

Mantener un peso acorde a la estatura y la edad es también primordial y si se añade algo de ejercicio físico, se puede estar lejos de las estadísticas de padecer diabetes.

Compartir
Dejar un comentario

Noticias T-Magazine