octubre 1, 2022
platos de España

10 platos típicos españoles que debes probar en tu viaje por España

La gastronomía española es una de las más exquisitas y variadas del mundo, es el resultado de la mezcla de culturas a través de muchos años y la cual ha ido construyendo uno de las mesas más apreciadas de Europa y el mundo entero.

Para poder disfrutar de todas las maravillas culinarias de esta hermosa tierra, debes dejar de lado cualquier  prejuicio y solo atreverte a degustar los mejores manjares y dejarte sorprender por la cocina española.

Paella valenciana

Exquisita receta a base de arroz y originaria de la comunidad de Valencia, el origen del nombre también parte del recipiente en donde se elabora el delicioso plato, denominado paellera.

Originalmente se trataba de un plato bastante humilde y surge con la aparición del arroz en el territorio luego de ser traído desde Asia.

Es un plato que ha ido variando su receta, como todos, se ha ido actualizando y se le han agregado diferentes componentes que lo han hecho cada vez más suculento y apetitoso.

Entre los secretos para que la paella quede en su punto están las medidas de arroz y de agua y por supuesto el tiempo de cocción. Es una taza de arroz por dos de agua y debe cocinarse a fuego alto por 10 minutos para luego bajar la intensidad del calor. Generalmente este plato tarda 20 minutos en estar listo.

Tortilla de patatas

Otro de los platos muy típicos de España es la conocida y famosa tortilla de patatas, abemos que cuando hablamos de Madrid, lo primero que viene a nuestra mente es el buen tapeo del que se puede disfrutar en sus calles. Es la ciudad con los mejores bares de España, y todo el mundo lo sabe.

Pudiendo mezclar diversos sabores en ella, es sin duda uno de los platos más emblemáticos de España. Según las crónicas indias, ya en el año de 1519 ya se conocía. Es uno de los platos que todos los españoles e hijos de españoles llevan en sus genes. Se puede degustar en cualquier parte del país, pero sea como sea es un infaltable de la cocina española.

Pulpo a la Gallega

También se le conoce como el pulpo a feira, es uno de los patos más fuertes de la cocina Gallega. Es muy sencillo de preparar, pero guarda en su interior un exquisito sabor. 

El centro de la cocina española siempre se reduce en usar productos de alta calidad. En este caso el pulpo se cuece durante unos segundos dentro de una olla con agua ya hirviendo. 

Posteriormente se sirve cortado en rodajas, sobre una tabla de madera y es rociado con un poco de aceite de oliva, sal y pimentón dulce. Una delicia.

Un Buen Gazpacho

Uno de los clásicos de Andalucía. Es perfecto especialmente para la época de verano. Es un plato que se sirve frío, por lo que es perfecto para lidiar con las elevadas temperaturas de España, especialmente las del sur.

Es un plato donde los principales componentes son el tomate, la cebolla, el aceite de oliva, el ajo, el pepino y un poco de pan. Es una sopa que se hace con estos ingredientes y se come fría. Generalmente cuando se sirve, se hace con un poco de pepino, o pimiento rojo o pan frito.

Los Calamares en su Tinta

Es uno de los platos de Navarra. Es un plato un poco diferente, ya que la tinta negra del calamar invade el plato, y a simple vista puede impresionar. Pero sin duda es una de las exquisiteces de la cocina española.

El truco de este plato tradicional, es emplear la tinta del propio calamar en la preparación. Se utiliza en la preparación también cebollas, ajo, perejil, una copa de vino y cayena. Muchas personas suelen emplear igualmente un poco de tinta artificial para que el color que adquiera el plato, sea más intenso. 

Las Migas de Teruel

Otro de los infaltables en la cocina española. Cabe destacar que no puedes haber visitado Teruel y no haber probado sus famosas Migas. Es un plato que según algunas teorías deriva de los hormigos o guisos de trigo del siglo XVI, y que su principal ingrediente es el pan.

En este plato la idea es trocear el pan, y dejarlo que se remoje en agua con sal. Esto debe hacerse durante un día completo, y posteriormente se fríe con aceite y ajo. Es acompañado con chorizo, raciones de uvas o pernil. 

La Escalibada

Propio de Cataluña, es un plato que puede ser disfrutado lo mismo en verano que en invierno. Es un plato relativamente sencillo donde sus principales ingredientes son el pimentón rojo y la berenjena. 

La idea es retirar la piel negra de la berenjena luego de ser colocada directamente sobre el grill. Se cortan en tiras, y se presentan. Es acompañada sobre una tostada de pan que se unta con tomate, sal y aceite. También se le agregan anchoas y cebollas. En algunos casos se les coloca incluso atún.

Cocido Madrileño

Habrá algo más tradicional y conocido que un buen cocido madrileño. Es un plato perfecto para la época de invierno, y es de los más completos de la cocina mediterránea. 

Se mezclan un sinfín de ingredientes que permiten palear el frío y dan ese sabor tan propio. Hablamos de carne gelatinosa, gallina, chorizo, garbanzos, morcilla, un pie salado de cerdo, especies, migas de pan, un huevo, judías verdes, carne picada, una col, repollo, cebolla, arroz, tocino, aceite, ajo y jamón.

Se hace en un tiempo estimado de 3 horas, y destaca por ser  una especie de puchero con mucho sabor. 

La Tarta de Santiago

Muy propia de Galicia, es uno de los mejores y más famosos postres. Está elaborado con base en almendras, harina, mantequilla, huevos, limón y azúcar. Con ellos se prepara un bizcocho muy propio y particular con ese sabor almendrado característico.

Su procedencia data del siglo XVI, y es muy clásico. Al finalizar su preparación se culmina con un decorado de azúcar glas con la típica cruz de Santiago. Generalmente se suele comer acompañado de una buena copo de vino.

Las Hojuelas

Para finalizar este ranking, es necesario hablar de las Hojuelas. Suelen ser muy típicas de Semana Santa, Cuaresma y del Día de todos los Santos. Una maravillosa forma de describir su sabor, es miel sobre hojuelas.

Compartir
Dejar un comentario

Noticias T-Magazine